Técnicas de venta de alta presión

Es de conocimiento común que los vendedores de tiempo compartido adoptarán tácticas poco éticas para garantizar una venta, sin pensar en las consecuencias negativas para el cliente. Muchas de las tácticas que usan no se registrarán ni se pondrán por escrito y, como tal, se pueden negar cuando se les pregunte más adelante. Desafortunadamente, las consecuencias de comprar una propiedad de tiempo compartido donde ha obrado mala fe,  pueden ser costosas y muy difíciles de rescindir.

Tácticas comunes empleadas

Es muy común hacer creer al cliente que puede optar a una oferta  solamente disponible hasta el final de ese mismo día. Esto rara vez es cierto.
A veces, los clientes son llevados a ubicaciones aisladas sin opción de salir y  donde son sometidos  a reuniones de ventas de alta presión que pueden durar hasta 10 horas.
Es habitual no ofrecer durante este proceso alimento alguno a los clientes, pero si bebidas alcohólicas durante estas largas reuniones de presentación.
Durante las sesiones de venta, en ningún momento los clientes no se quedan solos para poder reflexionar, ni se les permite salir de presentaciones,  donde a menudo son presionados por grupos de vendedores expertos para firmar el ansiado contrato de compra. Es habitual que muchos clientes terminan firmando contratos para poder poner termino a la reunión..
A los clientes se les dice que su tiempo compartido es una buena inversión y su valor aumentará.

Los argumentos falsos de venta suelen ser:

  • Puedes quedarte en cualquier parte del mundo por el mismo precio.
  • La propiedad de tiempo compartido es una inversión.
  • Las tarifas de mantenimiento no subirán.
  • Las tarifas de mantenimiento solo aumentarán en línea con la inflación.
  • El complejo se comprometerá a volver a comprar la propiedad después de tantos años.
  • No es tiempo compartido lo que están comprando, sino otro producto.

Cuotas de mantenimiento

El principal problema que surge con la propiedad de tiempo compartido es el aumento de los costos de las tarifas de mantenimiento año tras año de las cuales nunca se hace mención a la firma del contrato; Innumerables clientes nos confirman  que ahora están pagando hasta 4-5 veces más de lo que pagaron originalmente por este concepto.

Ante la imposibilidad por parte de muchos clientes en hacer frente a las crecientes cuotas de mantenimiento, los complejos utilizan agencias de cobro de deudas  con prácticas de acoso e intimidatorias como la inclusión en ficheros de morosos.

Actualizaciones y mejoras contractuales

Otro problema que no se contempla es la validez de los puntos adquiridos o las actualizaciones  que los clientes son  obligados a comprar. Para poder poner en marcha esta nueva fuente de ingresos para el complejo se utilizan argumentos tales como:

  • Hacer que su propiedad de tiempo compartido sea más flexible en las fechas
  • Acceso para usar el tiempo compartido en los mejores momentos del año
  • Mejor valor de cambio: para usar otra propiedad de tiempo compartido en otro país o complejo
  • Una propiedad de tiempo compartido más valiosa.

Desafortunadamente, después de la compra de estos puntos o "actualizaciones", muchos clientes se dan tristemente cuenta de que sus puntos aún no son suficientes para adquirir las vacaciones que querían y que su tiempo compartido ya no es un valor, sino una carga.

Programas de salida

Han surgido muchos esquemas inventivos para extraer más dinero de las personas que desean salir de su contrato de tiempo compartido. Hemos hablado con personas que han sido estafadas en más e una ocasión. Lamentablemente, muchos han malgastado importantes sumas de dinero para liberarse de su contrato descubriendo finalmente que  todavía están sujetos al mismo y sus cuotas de mantenimiento.

Estos son algunos de las estrategias  que utilizan algunos resorts y empresas “pro consumidor”:

El esquema de reventa

Se le informa al cliente que hay una empresa especializada que puede vender su tiempo. Se le cobran cantidades excesivas de dinero por este servicio, pero la venta nunca llega a realizarse.

El esquema de Upsell

Le dicen que nadie quiere comprar su propiedad de tiempo compartido pero sin embargo, adquiriendo otra semana adicional, la venta del nuevo paquete está garantizada…. Resultado: nueva “inversión” y mayores cuotas de mantenimiento.

El esquema de compra / venta

Aquí es donde se le informa que puede salir de su contrato si intercambia parte de su propiedad de tiempo compartido por otro producto, que no es tiempo compartido. Una vez más, terminas pagando mucho dinero por un producto que se te vendió mal, ¡y a menudo aún eres dueño de tu tiempo compartido original!

Cancelar su contrato de tiempo compartido

De lo que muchos compradores no se dan cuenta al momento de firmar un contrato es de las dificultades que experimentarán al tratar de salir de él. Muchas personas creen que el simple hecho de escribir al complejo y hacerles saber que ya no desean continuar con su contrato y renunciar a sus derechos asumiendo que no recibirán nada a cambio, es suficiente. Lamentablemente, esto es así ya que el complejo es reacio a dejar de percibir cuotas e mantenimiento a menos que se aporte otra persona que se haga cargo de la semana.

Es muy importante que en estas situaciones nunca se debe escribir al resort solicitando la cancelación y argumento las razones de tal petición. Siempre encontrarán un argumento para revertir su razonamiento y  puede limitar otras vías disponibles para cancelar su contrato. Recuerde que toda la correspondencia con su resort se registrará y podrá usarse como evidencia en su contra en el futuro.

Existen complejos que ante el aluvión de clientes no satisfechos, solicitan el pago de una cantidad ineludible para la extinción contractual. El importe suele coincidir con las cuotas de mantemiento de un año.
Aunque algunos resorts dicen que permitirán esto, los propietarios de tiempo compartido deben ser extremadamente precavidos previa firma de cualquier documento.

Si desea salir de su tiempo compartido, busque asesoramiento  legal debe una fuente fideligna. Tenga cuidado con la información que se comparte en internet ya que en la mayoría de los casos es inexacta y tras ella suele haber empresas cuestionable gestión.

Perpetuidad en términos de herencia

Cuando el tiempo compartido alcanzó su mayor auge, explotó, uno de los grandes puntos de venta fue que podía dejarse como una herencia para los hijos del comprador. La mayoría de los tiempos compartidos se vendieron a “perpetuidad”, lo que significa ¡para siempre! Qué fabuloso que sus hijos puedan beneficiarse de las vacaciones en el extranjero cada año y solo tengan que pagar las tarifas de mantenimiento. Esto fue antes de que se dieran cuenta de que las tarifas de mantenimiento no eran fijas, sino que de hecho aumentaban constantemente y año tras año.

Los compradores finalmente entendieron que esto no era una herencia que estaban dejando atrás, sino una carga. Por otra parte y de forma habitual, los hijos no quieren estar atados a un mismo complejo o hacerse cargo de las cada vez más abultadas cuotas de mantenimiento. Esto en sí mismo representa un gran problema incluso ante la negativa de aceptación de esa parte de la herencia.